viernes, 25 de abril de 2014

Tu nombre después de la lluvia (Victoria Álvarez)

Título: Tu nombre después de la lluvia
Autor: Victoria Álvarez
Editorial: Lumen
Año: 2014
ISBN: 978-84-264-0007-9
Nº de páginas: 584

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Tu nombre después de la lluvia es la tercera obra que publica Victoria Álvarez, una autora a la que llevaba tiempo siguiendo la pista pero que no había tenido aún la oportunidad de leer. Aunque Hojas de dedalera y Las eternas llevaban tiempo en mi lista de pendientes, cuando recibí por sorpresa un ejemplar de Tu nombre después de la lluvia del que ya había leído varias opiniones positivas, no me pude resistir a comenzar inmediatamente su lectura. Como comprobaréis en las siguientes líneas, me ha gustado mucho y en cuanto pueda, repetiré con esta autora.

Tu nombre después de la lluvia nos traslada hasta el año 1903 y nos presenta a tres hombres que, además de su amistad, comparten la edición de un periódico especializado en las nuevas ciencias, el Dreaming Spires. El diario no atraviesa sus mejores momentos por lo que son conscientes de que necesitan una historia distinta que atraiga la atención de los lectores, y la misma les llega a través de una carta enviada desde Irlanda en la que una mujer le pide a uno de ellos, el profesor Alexander Quills, que se traslade lo antes posible a Kilcurling para hacerse cargo de la investigación de unos extraños hechos que están ocurriendo en ese lugar.

Será así como Alexander, acompañado de sus dos amigos Oliver y Lionel, viaje hasta esta tierra plagada de leyendas y supersticiones para investigar los sucesos que están teniendo lugar en la fortaleza de Maor Cladaich, un antiguo castillo medieval en el que residen la esposa y la hija del último miembro varón de la dinastía O´Laoire, y que están estrechamente vinculados con una banshee que habita en el mismo desde tiempos inmemoriales.

A pesar de las opiniones positivas que había visto, tenía ciertas reservas respecto a que Tu nombre después de la lluvia me fuese a gustar debido a que no me atraen demasiado los elementos sobrenaturales y suelo huir de las lecturas asociadas a los mismos. Sin embargo en este caso me alegro de haberle dado una oportunidad a esta obra pues he disfrutado mucho con su lectura y el aspecto paranormal encaja perfectamente en el contexto de la historia que la autora desarrolla.

Tu nombre después de la lluvia comienza con un prólogo que da paso a las cinco grandes partes en las que se divide la novela, compuesta cada una de ella por diversos capítulos. Mientras que la primera parte sirve de presentación a los protagonistas y la situación en la que se encuentran, el resto se centra en desarrollar sus aventuras en Irlanda y, más concretamente, en el propio castillo de Maor Cladaich. En todas ellas el relato sigue un curso lineal utilizando un narrador omnisciente en tercera persona que nos permite descubrir todo lo que ocurre y los sentimientos y pensamientos de los personajes.

En cuanto al estilo, Victoria Álvarez emplea una prosa cuidada, elegante y clara que destaca por su naturalidad y que envuelve al lector desde las primeras páginas. No es una obra que cuente con un ritmo intenso, se desarrolla de una forma pausada hasta llegar a los capítulos finales en los que aumenta la acción, aunque este discurrir no es impedimento para que consiga mantener el interés por la historia en todo momento de tal manera que su lectura resulta ágil y muy entretenida.

La novela transcurre a principios del siglo XX y uno de los puntos más destacables es la cuidada ambientación con la que cuenta, que deja ver el trabajo de documentación que la autora ha realizado. Aunque los primeros capítulos nos sitúan por un lado en el Valle de las Reinas en Egipto donde se están llevando a cabo excavaciones arqueológicas y por otra parte en la ciudad de Oxford, punto de encuentro de los tres amigos; pronto nos trasladaremos a Kilcurling, condado de Dublín, donde se desarrollará la parte más interesante de la trama. Gracias a las descripciones minuciosas y detalladas que Victoria realizada de las diferentes escenas el lector se siente transportado a este pequeño y tranquilo pueblo, teñido de tonalidades verdes y rodeado de montañas y mar, en el que todos los vecinos se conocen y del que poco a poco iremos descubriendo cada uno de sus rincones y el encanto que los envuelve
Entre las diferentes ubicaciones destaca el castillo de Maor Cladaich, rodeado de jardines, situado en el borde de un acantilado y envuelto en una inquietante y misteriosa atmósfera que acaba cautivando al lector. En este sentido, Tu nombre después de la lluvia recuerda a las novelas góticas del siglo XIX, compartiendo características como los elementos sobrenaturales o inexplicables, el decadente castillo que responde a la estructura arquitectónica gótica y que pertenece a una familia en decadencia, las maldiciones o los conflictos amorosos.

Si estos elementos ya de por sí son atractivos, a ello hay que sumar que el relato se desarrolla en Irlanda, una tierra en la que la mitología, las leyendas y las supersticiones tienen especial relevancia. A través de Tu nombre después de la lluvia nos acercamos al folclore irlandés y concretamente a la figura de la banshee, que es un espíritu femenino que pertenece a las grandes familias de la isla, a las que ha servido desde hace siglos y que solamente se manifiesta en los momentos previos al duelo, anunciando con sus sollozos una muerte inminente. Como os comentaba anteriormente, no me suelen atraen las historias que están asociadas con elementos sobrenaturales pero en este caso todo está muy bien integrado y el espíritu de la banshee encaja a la perfección en el contexto en el que se desarrolla la trama, resultando natural y otorgando un halo de suspense y misterio que aumenta el interés de la obra.

Además asociado a este punto hay que tener en cuenta que la novela supone una aproximación a la parapsicología, mostrando la importancia que tenía en la época y así por ejemplo nos habla de las reuniones de espiritistas, que incluso ocupaban las páginas de la prensa, de la psicoscopía o facultad que permite a una persona interactuar con el aura que rodea a los objetos físicos o del espintariscopio, un artefacto utilizado para detectar la presencia de actividad sobrenatural.

Por lo que se refiere a los personajes, todos ellos están bien construidos, con distintas personalidades que en algunos casos resultan más carismáticas que en otros, pero que en general responden a una caracterización natural que resulta cercana y realista
Lionel, Alexander y Oliver son las tres figuras principales y cada uno de ellos responde a unos rasgos muy concretos y diferentes, y el número de secundarios es bastante amplio, lo que no se convierte en un problema pues se identifica con facilidad quién es quien, destacando especialmente las figuras femeninas.

En definitiva, Tu nombre después de la lluvia es una novela que combina en su interior misterio, aventuras y romance, y que cuenta con una ambientación excelente. Si bien tiene un ritmo pausado, consigue atrapar al lector desde las primeras páginas con una historia en la que el folclore irlandés y los elementos paranormales adquieren especial relevancia, dando como resultado una lectura de lo más interesante y atractiva.


FUENTES: imagen autora aquí
Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar 

jueves, 24 de abril de 2014

Mi Sant Jordi bloguero

Esta entrada tendría que haberla realizado ayer coincidiendo con el Día del Libro pero al publicar los ganadores del sorteo de La cocinera de Himmler, la he tenido que dejar para hoy. Como os comentaba hace unas semanas, este año también me había apuntado al Sant Jordi bloguero organizado por Kayena, y a los pocos días de recibir el correo que indicaba a quien había que hacer el envío, llegó a casa el aviso de Correos para pasar a recoger un paquete. Los datos del aviso no me daban pistas de quién sería el remitente, por lo que tuve que esperar a pasar por la oficina para recogerlo y descubrir que era Mariuca de Mis lecturas.


Y lo que veis en la foto es todo lo que contenía el paquete, no solo el correspondiente libro y rosa, sino que además Mariuca me ha sorprendido enviándome una preciosa libreta artesanal en la que no sé si me atreveré a escribir algo para no estropearla. El libro es La hija de Robert Poste de Stella Gibbons, del que he visto varias reseñas positivas, por lo que me apetecía leerlo, y la rosa es un marcapáginas que sin duda me será muy útil.

Me ha encantado todo así que desde aquí quiero darle las gracias a Mariuca por los detalles y también a Kayena por organizar nuevamente este bloguero. Ahora solo me queda esperar a descubrir si el paquete que yo envié hace unos días, con prisas de última hora porque no encontraba la rosa, ha llegado a su destino y le ha gustado a su destinatario/a.

¿Y a vosotros qué tal? ¿Os han regalado o habéis comprado muchos libros ayer?

miércoles, 23 de abril de 2014

Ganadores sorteo La cocinera de Himmler

Como os comentaba en las bases de la convocatoria de la lectura conjunta de La cocinera de Himmler, hoy día 23 de abril y coincidiendo con la celebración del Día del Libro, publicaría los nombres de los ganadores del sorteo organizado con motivo de la misma. 
Aunque la elección entre todos los comentarios ha sido muy complicada, finalmente las dos descripciones ganadoras en este blog han sido estas:

Pelo grisáceo recogido en un pulcro moño. Delantal impecable. Manos grandes, con arrugas de cien años, pero suaves. Manos capaces de dar la más tierna caricia, pero también de mezclar los mejores ingredientes con el veneno más letal. Y es que Rose hace honor a su nombre. Tras su apariencia de mujer frágil y delicada, tras esa abuela adorable, se esconde una mujer fuerte que ha vivido mucho, que conoce lo mejor y lo peor del ser humano, y que es lo bastante inteligente como para saber que la venganza es un plato que se sirve mejor frío… (Marina García)

Imagino a Rose como una mujer alta y regordeta, con unas manos grandes y arrugadas marcadas por mil batallas culinarias. Cabello gris azulado recogido en un moño que le da un toque de tierna abuela. Haciendo honor a su nombre, Rose, es como una rosa que tiene una gran belleza pero que tiene secretos que son como espinas clavadas. Su cara arrugada es un reflejo de la felicidad y la dureza vivida en sus carnes, sonrisa atractiva y una mirada penetrante y misteriosa. (Margaramon)

¡Felicidades a las dos y al resto de ganadores!

Tenéis que enviarme vuestros datos postales para haceros llegar el libro lo antes posible y a los demás participantes recordaros que podéis haber resultado ganadores en alguno de los otros blogs organizadores: Libros que hay que leer, Cuéntate la vida, El búho entre libros, De lector a lector, o From Isi.

Muchas gracias a todos por participar y ¡Feliz Día del Libro!

lunes, 21 de abril de 2014

El kimono escarlata (Christina Courtenay)

Título: El kimono escarlata
Autor: Christina Courtenay
Editorial: La factoría de ideas
Año: 2014
ISBN: 978-84-9018-296-3
Nº de páginas: 320

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

No conocía este libro hasta que me crucé con él hace unos días y tanto su título como la portada hicieron que me parase a investigar un poco más su sinopsis, la cual me cautivó de inmediato e hizo que adelantase su lectura a otras que tenía pendientes. Si bien en principio puede parecer una novela landscape, que tan de moda se han puesto últimamente, una vez leída creo que no encaja del todo en esa definición pues aunque transcurre en un exótico escenario como es Japón, no encontramos en ella las detalladas descripciones de paisajes que caracterizan a estos libros.

El kimono escarlata comienza situándonos en el norte de Japón en mayo del año 1611 donde el viejo Yanagihara-san comparte con su señor, Kumashiro-sama, daimio del castillo, la visión que acaba de tener, protagonizada por una mujer extranjera de pelo rojo y que para el anciano supone una amenaza, advirtiéndoselo así a su amo quien no le da demasiada importancia pues es un poderoso daimio a quien una mujer no puede causar ningún daño.

Mientras en Plymouth se encuentra Hannah Marston, una joven de diecisiete años a quien sus padres planean casar con Ezekiel Hesketh, un viudo y respetable abogado lo bastante viejo como para ser su padre, por lo que Hannah se niega a contraer este matrimonio a pesar de que es consciente de que poco puede hacer. Es por eso que acaba tomando la decisión de escapar y embarcar como polizón en uno de los buques mercantes en los que su hermano va a viajar a Japón, país con el que su familia quiere establecer tratos comerciales ante los rumores de que hay grandes reservas de plata. 
Tras una aciaga y larga travesía, acabarán llegando a Japón donde los problemas de Hannah no encontrarán solución, pues será secuestrada por los guerreros de Kumashiro-sama, quien tiene curiosidad por la mujer que protagonizó las visiones de su mentor y la amenaza que puede suponer para él. De esta manera Hannah comenzará a descubrir un país y una cultura completamente diferentes a las que ha conocido hasta entonces, enfrentándose por otra parte a los sentimientos que poco a poco Taro Kumashiro va despertando en ella.

Como veis el planteamiento es muy similar al que siguen la mayoría de novelas que se han encuadrado en este género presentando a una joven europea que se embarca en un viaje para descubrir nuevas tierras. En este sentido no aporta grandes diferencias pero esto no ha supuesto un problema para mí pues me gustan mucho este tipo de historias y, al menos de momento, no me he cansado de ellas.

El kimono escarlata comienza con una nota introductoria de la autora en la que nos habla de algunos aspectos de su obra para a continuación dar paso a un prólogo al que le seguirán treinta y nueve capítulos a lo largo de los cuales se irá desarrollando la trama siguiendo un curso lineal. No obstante, durante la primera mitad de la novela los capítulos se irán alternando entre dos ubicaciones espaciales y temporales de tal manera que unos seguirán las aventuras de Hannah, primero en Plymouth y después a bordo del Sea Sprite extendiéndose desde junio de 1611 hasta abril de 1613, y otros la vida de Taro Kumashiro en Japón en el mismo periodo. Para ayudar a que el lector no se pierda con estos cambios, antes de cada uno aparece señalada tanto la ubicación como la fecha en la que nos vamos a situar, por lo que la lectura se sigue con facilidad y una vez rebasada la mitad de la novela la trama se centra en lo que sucede con la pareja protagonista en Japón por lo que ya no serán necesarias estas indicaciones.

El relato corre a cargo de un narrador omnisciente en tercera persona del pasado y Christina Courtenay emplea un estilo fluido, claro y preciso, que resulta cercano al lector y agradable de leer. Los diálogos son abundantes lo que proporciona agilidad a la narración y como os decía anteriormente, la autora no se extiende en detalladas y minuciosas descripciones, pero sí las pinceladas necesarias para que tengamos una visión clara de lo que Hannah se encuentra al llegar a Japón.

Hannah Marston y Taro Kumashiro forman la pareja protagonista y el eje central de la novela se desarrolla en torno a ellos a pesar de que aparezcan secundarios que de una manera u otra influyen en sus vidas. Son dos personajes que Christina Courtenay ha dibujado con acierto, dando lugar a dos atractivas personalidades con las que el lector empatiza desde las primeras páginas. A nivel de evolución es Hannah quien más sorprende con el cambio operado pues en los primeros capítulos descubrimos a una joven un tanto inmadura, con escasa confianza en si misma y con un espíritu rebelde y soñador gracias al que se atreverá a emprender una aventura que la llevará lejos de su familia, obligándola a madurar y a enfrentarse a nuevas y en algunos casos peligrosas situaciones. Un punto a destacar es el retrato que la autora hace de ella pues en lugar de encontrarnos con la joven hermosa a la que todos los hombres admiran, Hannah es una joven que no destaca especialmente por ninguno de sus rasgos físicos, únicamente por su pelo rojo que en Japón causará gran impacto.
Aunque Christina Courtenay nació en Inglaterra, a los dieciséis años se trasladó junto a su familia a Japón, un país cuya cultura y paisajes la fascinaron, por lo que sus primeras novelas las ha ambientado en él. Desde mi punto de vista su propia experiencia es la que ha permitido a la autora reflejar a través del personaje de Hannah las dificultades, emociones e impresiones que supone para una persona adaptarse a esta cultura, aunque sea en una época diferente.

Por su parte, Taro Kumashiro es un hombre poderoso y puesto que es un daimio está acostumbrado a obtener todo lo que quiere. Si bien tiene una faceta que demuestra que es un guerrero valiente y un señor importante, justo y autoritario, en otros momentos deja ver su lado más tierno y afectuoso, mostrándose como un hombre protector, cortés, amable, atento y cuidadoso que se gana nuestro aprecio desde la primera toma de contacto.

Junto a ellos figuran varios personajes cuya función se limita a un papel secundario, sin llegar a estar plenamente desarrollados ni protagonizar líneas argumentales secundarias. Entre ellos destacan por su carácter bondadoso Hoji-san, el cocinero japonés que ayudará y protegerá a Hannah a bordo del Sea Sprite, enseñándola japonés y convirtiéndose en grandes amigos y confidentes; la cuñada de Taro, Reiko, una mujer vil, envidiosa, orgullosa y arrogante, el capitán Rydon o Jacob, el hermano de Hannah.

Un aspecto importante en este tipo de novelas es el contexto histórico en el que se desarrollan. En este caso nos situamos en Japón en el siglo XVI y en una nota introductoria la autora nos indica que aunque es una historia ficticia, está inspirada en las aventuras de William Adams, un inglés que se convirtió en el protegido del shogun Tokugawa Ieyasu. A lo largo de las páginas Christina Courtenay va integrando los hechos reales con la ficción, tomándose en algunos casos ciertas licencias para encajarlos como la llegada del Clove, el barco de la Compañía Británica de las Indias Orientales, a Japón para obtener acuerdos y privilegios comerciales del shogun.

El comercio es un aspecto muy presente en El kimono escarlata al centrarse en unos años en los que se empiezan a desarrollar los acuerdos comerciales con Japón, siendo el propio William Adams una de las figuras que aparece indirectamente en el relato. Junto a este punto también conocemos su forma de vida, las costumbres de la época, las leyes impuestas por el shogun, la estructura de la sociedad, la forma de vestir y peinarse, las comidas o la distribución de sus viviendas, ofreciendo en conjunto una visión muy completa que aumenta el atractivo de la novela. Además gracias a la relación establecida entre Hannah y Toru tenemos acceso a conocer el contraste y las diferencias entre una cultura y otra, poniendo de manifiesto los puntos más interesantes de ambas y analizando los conflictos generados al tomar decisiones que son contrarias a la forma de pensar de una u otra sociedad.

Podemos señalar que Christina Courtenay ha realizado un buen trabajo de documentación para ambientar su novela, consiguiendo además integrar toda esta información de forma natural de tal manera que la lectura no se haga pesada y el lector se sienta atraído por descubrir tanto los escenarios como la forma de vida de este país y periodo.

El kimono escarlata resulta una lectura interesante tanto por este contexto histórico como por analizar la relación entre un hombre y una mujer con culturas tan diferentes como la oriental y la occidental. La autora desarrolla un romance que tiene todos los elementos para conquistar al lector pues junto a los dos carismáticos personajes que lo protagonizan nos encontramos con escenas cargadas de pasión, dulzura y sensualidad, todo ello bajo la influencia de los prejuicios y la sociedad que los rodea.

Por todo ello creo que El kimono escarlata es una obra con la que disfrutarán tanto los seguidores de las novelas de paisaje como los aficionados al romance. Un relato repleto de aventuras, amor, pasión e historia que nos traslada a un exótico escenario y que está protagonizada por dos carismáticas figuras que tendrán que hacer frente tanto a sus sentimientos como al choque de culturas. Por lo que he podido ver en la página de la autora, este libro tiene una continuación que es The Gilded Fan, protagonizada por otra generación, aunque no se ha publicado en nuestro país, por lo que espero que la editorial se anime a hacerlo pronto.


FUENTES: imagen autora aquí 

domingo, 20 de abril de 2014

Mayo mes del chick lit

El próximo mes de mayo Isa de Copiando Libros organiza el mes del chick lit y como es un género que a mí me gusta bastante he decidido anotarme. De momento tengo una lectura segura, que será con la que participe y, si me da tiempo, espero leer algún otro título de los que aún tengo pendientes.
Uno de los requisitos para poder participar es dejar en esta entrada una definición de lo que es el chick lit. Para mí es un género literario que se caracteriza por estar protagonizado por mujeres en torno a los treinta años, independientes y en general trabajadoras, que conjuga romanticismo con ciertos toques de humor, resultando lecturas frescas, actuales y divertidas.


Si estáis interesados en participar podéis leer las bases AQUÍ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...